miércoles, 27 de junio de 2018

Personajes LGTBI dentro del género negro

Con este título, se abría el acto ayer 26-06 en la sala de actos de la Biblioteca de Cerdanyola, dedicado a libros y también películas de este género.
 
















Javier García Rodríguez, autor del ensayo El celuloide rosa, abrió el acto haciendo un recurrido a través de la historia del cine, donde nos demostró que los contenidos gays o lesbianas, no es una cosa nueva sino que el cine, esto sí, el cine Norte Americano ya los hacía protagonistas en películas y en diferentes series.














Empezó su exposición por la película (La soga, 1948), de Alfred Hitchcock) que en la versión americana se ve como los dos inductores de la muerte de la víctima, son gays, pero en la versión del doblaje al castellano, queda muy diluida. Continuó por (Las revueltas de Stonewall de 1969) donde se hizo patente el inicio de la lucha abierta contra la homofobia y toda la reivindicación gay (Orgullo gay). Un cambio sustancial fue la película (Cruissig, 1980) con Al Pachino, porque el cine rompe con los estéreos impuestos, de locas, viciosos, enfermos, etc. Al Pachino hace de policía que se infiltra en el mundo gay de New York, con objeto de atrapar a un asesino en serie. Después vendrían mucho más, pero en España en año 1983 se atrevieron con (La muerte de Mikel) con Imanol Arias de protagonista, tuvo muy buena acogida, por la época y siendo la primera.
Javier García en su exposición no podía dejar atrás a Almodóvar, puesto que, en todas sus películas hace una referencia al género LGTBI








El otro ponente del acto fue Nacho Zubizarreta, que hizo la presentación de la novela Nada se cierto. Dónde da vida a un detective gay, Lucas Rozman, expolicía y ahora detective privado.

Sinopsis- Virginia Sentmant matriarca de una adinerada familia catalana del cava, quiere que investigue que se ha hecho con un collar muy valioso. La investigación lo lleva por las interioridades familiares y sus secretos.

Pero el autor quiso recalcar, que quería salir de los estéreos tipos antes indicados y dar normalidad a la sexualidad del protagonista, puesto que el hecho de ser gay no cambia la historia, es decir, no altera la trama de la novela.

Fue agradable poder hablar sobre estos temas, que hoy todavía en mucho ámbitos y ciudades, se ve como una cosa anormal de la persona.

Tessa Barlo
26-06-2018